Cambio Climático

Jun 01, 2020 00:33:47       31        0

Advierten sobre riesgos por la mezcla de contaminación y calor extremo

Londres, 1 Jun (Notimex).- El calor extremo puede matar y la contaminación del aire puede acortar la vida humana, pero ahora hay evidencias de que si se combinan ambos factores la letalidad se incrementaría en forma considerable en un furturo cercano.

Para 2050, el calor extremo del verano amenazará a unos dos mil millones de personas en y alrededor del subcontinente indio durante aproximadamente 78 días cada año, pero las posibilidades de olas de calor insoportables y química atmosférica asfixiante al mismo tiempo aumentarán en 175 por ciento.

Los científicos del clima han advertido durante décadas que los que alguna vez fueron eventos raros, como la ola de calor de 2003 que cobró miles de vidas en Europa, se convertirá en la nueva normalidad.

Y han dicho en repetidas ocasiones que, con las temperaturas extremas del verano, es probable que la humedad extrema también aumente en algunas regiones, a niveles que podrían resultar fatales para los trabajadores al aire libre y las personas en ciudades congestionadas.

El vínculo entre la contaminación del aire y la mala salud se estableció hace 60 años o más y se ha confirmado una y otra vez con estadísticas de mortalidad.

Un equipo de investigadores de China y de los Estados Unidos (EUA) confirma en la revista AGU Advances, publicada por la Unión Geofísica Americana, que el peligro es real y que se está volviendo inmediato en siete países, que se extienden desde Afganistán hasta Myanmar, y desde Nepal hasta la punta del sur de la India.

Alrededor de mil 500 millones de personas viven ahí actualmente y se están acostumbrando a vivir con 45 días de calor extremo cada año, pero para 2050 serán dos mil millones de personas, la mayoría de ellas concentradas en megaciudades en Afganistán, Bangladesh, Bhután, India, Myanmar, Nepal y Pakistán, y los días de calor extremo podrían llegar a 78 al año.

Pero alertan que también serán más los días en que las ciudades que ya están arruinadas por la contaminación del aire, alcancen altos niveles de materiales particulados, que amenazan la salud, y que cuando el calor y la química del aire asfixiante sean extremos, las vidas estarán en riesgo.

Un grupo de investigación ha identificado 27 formas en que las altas temperaturas pueden matar; otros han advertido sobre la peligrosa mezcla de altas temperaturas y alta humedad, y un equipo de científicos ha argumentado que tales condiciones ya han llegado, aunque hasta ahora por períodos cortos y en Lugares limitados.

Al modelar umbrales peligrosos ampliamente acordados para la contaminación del aire con hollín y aerosoles de sulfato, producto de la combustión de combustibles fósiles, descubrieron que la contaminación extrema ocurriría para 2050, en aproximadamente 132 días al año.

Luego estimaron las probabilidades de que la contaminación extrema y el calor extremo coincidieran, y encontraron que la frecuencia de estos días peligrosos aumentaría en 175 por ciento y durarían 79 por ciento más. Para entonces, el área de tierra expuesta a este doble asalto a la salud humana se habría multiplicado por diez.

“Asia meridional es un punto de acceso para futuros impactos del cambio climático”, señalo el autor principal, Yangyang Xu, de la Universidad de Texas A&M.

“El estudio plantea muchas preocupaciones importantes, y se necesita mucha investigación en otras partes del mundo sobre estos extremos compuestos, los riesgos que plantean y sus posibles efectos en la salud humana”, concluyó.

-Fin de nota-