Cultura

May 31, 2020 23:24:02       38        0

Concierto virtual “Dejando huellas al pasar”

*Artistas reconocieron la influencia artística de Rogelio Villarreal Elizondo

Por Víctor Jesús González

México, 31 de mayo (Notimex).— Como un hombre apasionado y de entrega absoluta al mundo del arte, músicos de diferentes géneros recordaron al hombre de teatro Rogelio Villarreal Elizondo durante el concierto "Dejando huellas al pasar", en el cual le rindieron un homenaje a través de las redes sociales de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL).

      Como parte del Festival Alfonsino 2020 ¡Reyes se queda en casa!, el Grupo Tigre de la UANL inició la actividad, pero previamente sus integrantes lamentaron la pérdida de quien dijeron fue un gran promotor de las artes escénicas en Nuevo León, pero sobre todo un "amigo, compañero y maestro del que siempre recordaremos su amor, pasión y entrega al mundo del arte”.

      De viva voz expresaron: “Licenciado Rogelio Villarreal Elizondo, tu familia de la UANL y la mayoría de los artistas hemos preparado con el corazón este bonito homenaje para que lo recibas en el cielo”.

      En su oportunidad, el pianista Juan Carlos García recordó: “tuve la fortuna de conocer al maestro después de un concierto de jazz en el teatro universitario. Desde ahí iniciamos una relación profesional que, poco a poco, terminó en una amistad, pero, sobre todo, en un eterno aprendizaje”.

      Destacó que “Rogelio Villarreal nos hizo sentir como estrellas, nos dio dignidad, nos dio la oportunidad de crecer, de innovar, expresarnos con libertad. Él sembró una esperanza en el arte, en la cultura, y para nosotros los artistas eso es lo más valioso que podemos recibir; por lo cual, siempre vamos a estar agradecidos”.

      Antes de dar paso a la Orquesta de Música Popular y la Compañía Titular de Danza, el músico Rodrigo de la Cadena detalló: “no hay palabras para desbordar lo que guarda mi corazón, desde que me enteré de la muerte de este enorme promotor de la cultura; gracias a él conocí el maravilloso público de Monterrey y aprendí que el teatro también es un templo para la humanidad”.