Cultura

Jun 08, 2020 16:59:09       817        1

La lucha de Gladys López y Judith Reyes

*La Unidad de Vinculación Artística recordó la labor literaria de ambas autoras


Por Cristóbal Torres

 

México, 8 de junio (Notimex).— La activista Gladys López, autora de Ovarimonio, en el cual recogió sus memorias de los años sesenta y setenta, fue una de las personas más solidarias y queridas de su tiempo, recordó el profesor Enrique Treviño Tavares, contemporáneo de López, quien la acompañó en varias escenas que narró en su libro, convocado por la Unidad de Vinculación Artística del Centro Cultural Universitario Tlatelolco.

 

      Desde el título, Treviño Tavares resaltó la perspectiva de género que significó siempre Gladys López, al relacionar la palabra “testimonio” con “testículo”; por eso optó titular su libro Ovarimonio, en relación a los ovarios. “Siempre hizo una labor de difusión, andaba afuera, en todos lados, en contacto con el movimiento estudiantil y los presos de Lecumberri”.

 

      López fue tan apreciada que durante su encierro en la cárcel tuvo un enorme flujo de visitantes. Treviño explicó que debían anotar el nombre de una presa diferente porque la directora de la institución penitenciaria le indicó a López que no recibiera a tantas personas. “Cada fin de semana estábamos ahí e íbamos a verla”, recordó el profesor de preparatoria.

 

      Por su parte, la antropóloga Liliana García Sánchez habló sobre La otra cara de la patria, libro de memorias escrito por la cantautora Judith Reyes. Celebró la reedición del texto pues aseguró que hoy en día es muy difícil encontrarlo. “Confrontó muchos de los preceptos paternalistas de aquel momento sin jamás haberse pronunciado como feminista; abrió brecha”.

 

      Anunció que recién obtuvo una beca para producir un disco que servirá de homenaje para la intérprete e invitará a cantautoras de diferentes generaciones. “Estamos a pocos años del centenario de Judith Reyes; creo que valdrá la pena hacer más investigación, leerla y escuchar su música”.

 

      En su experiencia docente, Treviño reconoció que ha visto a la juventud muy dispersa; pero lo adjudicó a la falta de guías; recomendó acercarse a la lectura de ambas autoras. García Sánchez remarcó que Judith Reyes sigue vigente al narrar cómo enfrenta situaciones que hoy en día se siguen padeciendo. “Rara es la mujer que no experimenta la violencia en algún momento de su vida; ella lo enfrentó con mucha inteligencia y con la certeza de que es una artista”.



NTX/CTM/AFG