Estados

Jun 08, 2020 15:28:48       1462        9

Pide Morena pruebas a Alfaro por acusaciones de disturbios

Guadalajara, 8 Jun (Notimex).- El partido Morena en Jalisco se deslindó de los hechos violentos ocurridos después de las manifestaciones por el asesinato de Giovanni López, y solicitó al gobierno estatal comprobar si la identidad de los detenidos corresponde a personas fuera del estado como acusó el gobernador, Enrique Alfaro Ramírez.

“No queremos que se retracte el señor gobernador, queremos que presente toda la identificación de las personas que detuvieron y fueron responsables de actos vandálicos y se sancione a los policías que se excedieron”, solicitó en conferencia, el delegado presidente de Morena Jalisco, Hugo Rodríguez Díaz.

Lamentó que en la manifestación del viernes pasado en las inmediaciones de la Fiscalía estatal, "se hayan presentado detenciones ilegales a cargo de personas vestidas de civil, en vehículos sin placas y sin identificar.

“Eso se llama privación ilegal de la libertad, desaparición forzada”, sostuvo y expresó su "preocupación por la explicación oficial" respecto a que la orden de realizar el operativo para detener a jóvenes que asistirían al acto, no la dio el Ejecutivo ni el fiscal estatal.

“Vamos a promover una comisión en el Congreso que investigue los hechos de estos días y promoveremos que comparezca el fiscal general del estado, el secretario de Seguridad, el presidente municipal de Guadalajara y el de Ixtlahuacán de los Membrillos”, anunció.

Rodríguez Díaz destacó que la intención de las comparecencias tiene por objeto investigar y explicar las detenciones arbitrarias, además de la actuación de agentes de investigaciones y corporaciones de seguridad.

“El señor gobernador, por dignidad, debe salir del gobierno”, afirmó el dirigente morenista, quien insistió que el partido "aboga por las manifestaciones pacíficas".

La muerte de Giovanni López, sucedida tras su detención el pasado 4 de mayo por, presuntamente, no utilizar cubrebocas, provocó una marcha para exigir justicia el jueves 4 de junio, la cual terminó con actos vandálicos y un enfrentamiento entre policías y participantes.

El gobernador, Enrique Alfaro Ramírez, señaló, sin mostrar pruebas, al partido Morena y al presidente, Andrés Manuel López Obrador, de infiltrar la manifestación para "desestabilizar su administración".

El 5 de junio se convocó a tres actos uno en Casa Jalisco, residencia del gobernador, así como en el Palacio de Gobierno y la Fiscalía estatal, donde se realizaron detenciones arbitrarias y privación ilegal de la libertad de algunos jóvenes, realizadas incluso antes de llegar al punto de reunión.

-Fin de nota-



NTX/FDG/AER