Deportes

Jun 08, 2020 13:32:43       363        0

Para Tommie Smith fue un asesinato lo de George Floyd

México, 8 Jun (Notimex).- El estadounidense Tommie Smith, quien en lo más alto del podio de los Juegos Olímpicos México 68 levantó su puño derecho, como símbolo del movimiento del Black Power, afirmó que la muerte del afroamericano George Floyd “fue un asesinato”.

Él no tiene otra definición sobre la muerte de Floyd, ocurrida el 25 de mayo anterior, a manos de la policía de Minneapolis, lo cual desató crecientes y persistentes marchas en territorio estadounidense y en otras partes del mundo, por la igualdad en los derechos civiles de la raza negra.

Quien ganó la medalla de oro en los 200 metros planos en México 1968, tiene esperanza que en su país haya un cambio, pero está seguro que eso va suceder después que Donald Trump salga de la presidencia de su país, dijo en declaraciones al periódico alemán Welt.

Aquel día 16 de octubre de 1968 y sobre la pista del Estadio Olímpico Universitario, Tommie Smith triunfó con récord mundial de 19 segundos y 83 centésimas, seguido del australiano Peter Norman (20.06) y su compatriota John Carlos (20.10).

Ellos subieron al podio, recibieron su medalla y al momento del himno estadounidense, Tommie levantó el puño derecho y John el izquierdo, ambos cubiertos por un guante negro, por si el color de su piel todavía no fuera suficiente, además bajaron la cabeza.

“Si gano, soy americano, no afroamericano. Pero si hago algo malo, entonces se dice que soy un negro. Somos negros y estamos orgullosos de serlo. La América negra entenderá lo que hicimos esta noche”, expresó Smith.

Pero el Comité Olímpico Internacional no lo entendió y y ni su presidente el también estadounidense Avery Brundage, pidió la expulsión de ambos de la Villa Olímpica y el Comité Olímpico Mexicano se negó, con el firme argumento de al tener visa de deportistas, seguían siendo invitados de honor para México.

En fin, fueron expulsados, regresaron a su país donde fueron despreciados y el 5 de noviembre de 2019 fueron reconocidos mundialmente por su aporte al deporte, al ingresar al Salón de la Fama del Comité Olímpicos y Paralímpico de los Estados Unidos.

Ambos catapultaron el puño negro en la cima de la lucha social y ahora está de símbolo en las protestas en las calles y también en las redes sociales.

-Fin de nota-