Fotorreportaje

06_08_2019_El sandinismo, a 40 años, se parece al somocismo

«(…) Yo no estoy dispuesto a entregar mis armas en caso de que todos lo hagan. Yo me haré morir con los pocos que me acompañan porque es preferible hacernos morir como rebeldes y no vivir como esclavos…», afirmó Augusto César Sandino, líder opositor nicaragüense en contra de la ocupación de Estados Unidos en aquel país a comienzos del siglo XX. Su pensamiento y legado sirvió para inspirar al Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) a finales de los setenta, que le puso fin a la dictadura de Anastasio Somoza quien, junto a su hermano y su padre, detentaron en el poder 45 años.

Sin embargo, con el avance del tiempo, el programa político del Frente se alejó de sus bases y le dio la espalda a sus convicciones ideológicas. Irónicamente, desde mediados de abril de este año, Nicaragua no veía una oposición tan abundante como la que hubo contra Somoza –en aquellos años que lo llevaría a ser derrocado–.

Como afirma Gilles Bataillon: «Comparando este caso con el de Daniel Ortega, presidente actual y líder histórico de la oposición y Rosario Murillo, vicepresidenta y esposa de Ortega, los manifestantes de ahora no sólo piden el cese inmediato de la violencia y una investigación internacional sobre la represión, sino también la dimisión del gobierno y la convocatoria de elecciones anticipadas», y finalmente, como sostiene Octavio Enríquez, todo esto sucede «en una de las economías más empobrecidas de América Latina, donde cuatro de cada diez nicaragüenses sobreviven con menos de cuatro dólares al día según una investigación del Banco Mundial de 2015».


Texto: Rober Díaz



Mientras el triunfo de la Revolución Cubana en 1959 estimulaba el surgimiento de distintos movimientos revolucionarios en América Latina, nació en 1961 el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN). En la foto soldados del gobierno nicaragüense durante el enfrentamiento con los soldados sandinistas en la ciudad de Estelí el 21 de julio de 1993.

Hace cuarenta años que la insurrección popular dirigida por el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) puso fin al régimen de Anastasio Somoza en julio de 1979.






Durante la década de gobierno del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) comenzó una guerra civil que cobró la vida de decenas de personas y un sinnúmero de nicaragüenses huyeron del país. En la imagen de la derecha, ataque al puerto de Corinto.




El FSLN realizó cambios sociales importantes expropiando propiedades a la clase alta para instaurar el socialismo como forma de gobierno. Tras el gobierno de varios representantes de la Dirección Nacional del FSLN, la política de confiscaciones se salió de control iniciando una crisis en el régimen sandinista.






La situación en Nicaragua se recrudeció provocando que miles de campesinos huyeran del régimen sandinista para sumarse a la Contra, movimiento contrarrevolucionario patrocinado por el gobierno de Estados Unidos. En la imagen de la derecha, armas decomisadas a contrarrevolucionarios detenidos.




La guerra entre la población y el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) arrasó hasta la firma del acuerdo de paz en 1988. En 1990 se llevaron a cabo las elecciones generales donde Violeta Barrios de Chamorro candidata antisandinista de la Unión Nacional Opositora ganó






En 1996 se llevaron a cabo nuevas elecciones donde el candidato del Partido Liberal Constitucionalista Arnoldo Alemán resultó vencedor. Durante su mandato se enfrentaría al paso del Huracán Mitch y la crisis política y social. En las elecciones de 2006, nuevamente el Frente Sandinista de Liberación Nacional ganaría la presidencia por el candidato Daniel Ortega Saavedra. En la imagen de la derecha, el vicepresidente Virgilio Godoy Reyes.




Desde entonces, Nicaragua ha vivido una crisis política originada por las reformas al seguro social que provocaron una ola de protestas reprimidas por las fuerzas policiales. En la imagen, el presidente Daniel Ortega saluda a su sucesora Violeta Chamorro días antes de asumir la presidencia.












1. El expresidente Daniel Ortega abandona la sede de la Unión Nacional Opositora (UNO) tras la culminación de los secuestros de agosto de 1993.

2. El comandante Henry Ruiz, contendiente de Daniel Ortega para el cargo de secretario general del Frente Sandinista saluda a Shafick Handall del Frente Farabundo.

3. El expresidente Daniel Ortega durante el festejo del 13 Aniversario del triunfo de la Revolución Popular Sandinista contra la dictadura de Anastasio Somoza.

4. El expresidente Daniel Ortega entrevista al líder del comando de la Dignidad Nacional.




Hasta ahora el número de fallecidos y personas privadas de su libertar por razones políticas sigue en ascenso. En la imagen, la presidenta Violeta Chamorro junto al cardenal Miguel Obando y Bravo en los preparativos para la visita del Papa Juan Pablo II en febrero de 1996.