Fotorreportaje

31_01_2020_El Niño Dios más grande… de México para el mundo

En los límites de la alcaldía Iztapalapa y el municipio Nezahualcóyotl hace 7 años nació “El Niño de la Paz y el Bien”, el Niño Dios más grande del mundo.

Los hermanos Abraham y David Gómez crearon la iniciativa "Raíces de la Fe”, que daría vida a la figura de 6 metros de altura y 600 kilogramos de peso. Aseguran que es la primera pieza de un nacimiento monumental, ya que buscarán reproducir a José y María a una altura de a 25 metros.


Fotografía: Romina Solis

Texto: Yaremi Escobar


Fue creado en un taller de Ermita, Iztapalapa, con material donado por una casa de materiales de Nezahualcóyotl. En su elaboración participaron 30 personas entre artistas plásticos, diseñadores, arquitectos e ingenieros; tardaron seis meses en su creación.






Tiene un armazón con malla de metal, se cubrió de arenas silicas, pasta cerámica; fue esculpido a mano con espuma de poliuretano y algunas resinas para darle apariencia de madera; finalmente se le colocaron ojos de cristal y enormes pestañas. El costo de su producción fue de más de 700 mil pesos.




Para confeccionar su ropa del “Príncipe de la Paz” se requieren aproximadamente 50 metros de tela de diferentes tipos y tonos, que trabajan entre tres personas.






Fue nombrado “El Niño de la Paz y el Bien” por el sacerdote Francisco Xavier Sánchez, quien le encomendó a sus creadores la misión de llevar un mensaje de paz y transmitir valores culturales, artísticos y tradicionales entre la población que acude a visitarlo.




Ha visitado cientos de iglesias de la República Mexicana, y es restaurado después de cada visita ya que los fieles católicos tocan sus manos o vestimenta y se van desgastando.






Notimex, acompañó el recorrido del Niño Dios más grande del Mundo, de su santuario en el municipio de Nezahualcóyotl hacia la Macroplaza de Iztapalapa, donde se celebrará el Día de la Candelaria el próximo 2 de febrero.