Fotorreportaje

14_02_2020_En la Fuerza Aérea Mexicana: “Somos los ojos de los pilotos”

Con motivo del 105 aniversario de la creación de la Fuerza Aérea Mexicana, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) abrió sus puertas para dar a conocer la importancia de emplear la Aeronáutica militar al servicio de la nación.



Yolotzin Mendoza Muñoz, Subteniente Controladora de Vuelo en la Base Aérea Militar (BAM) No. 1 asegura que la Fuerza Aérea es un conjunto de tareas y responsabilidades que se ejecutan para auxiliar a la población en emergencias, además de realizar labores sociales como los llamados “puentes aéreos”, para transportar víveres o personas.




“Para que un piloto pueda volar se tuvo que valorar su salud física y emocional; los eléctricos, mecánicos, abastecedores y de armamento aéreo dieron mantenimiento a la aeronave y los meteorólogos valoraron las condiciones del viento. Con todos esos factores aprobados, se autoriza el vuelo con plena seguridad”, explica la Controladora de Vuelo militar.




La Subteniente Mendoza tiene la responsabilidad de vigilar y asegurar las operaciones de las aeronaves, por lo cual se convierte en “los ojos de los pilotos en el aire”.




Aunque su labor es considerada con altos niveles de estrés, ella asegura que su formación y la preparación continua le permiten que en la toma de decisiones garantice seguridad y confianza a los pilotos.




“Debes mantener alerta todos tus sentidos, controlar, medir distancias, velocidades y mantener comunicación, ya que de nosotros depende la vida de uno o más compañeros”, explica.




Desde la torre de control de la BAM No.1, en el municipio de Zumpango, Estado de México, Yolotzin Mendoza celebra la inclusión de las mujeres en tareas castrenses y su entusiasmo por ingresar a planteles militares, ya que asegura: “tenemos la misma capacidad que los hombres”.




Su gusto por los aviones la llevó a inscribirse en la Escuela Militar de Especialistas de Fuerza Aérea en Zapopan, Jalisco, y graduarse como Subteniente Controlador de Vuelo.




Desde el 2007 la Sedena amplió las opciones de ingreso para las mujeres a los planteles militares. En 2010 se graduaron las primeras Oficiales de la Fuerza Aérea y en 2011 la Primer Mujer Piloto Aviador Militar. Actualmente ingresa un promedio de 70 mujeres a estudiar Aeronáutica Militar en el Colegio del Aire.