Rockers, el lugar donde el vinilo se mantiene vivo en Jamaica

  • Orange Street, en el centro de Kingston, fue durante décadas el corazón de la industria musical jamaicana. Hasta finales de los años 90 aquí había decenas de tiendas de discos, estudios de grabación y

  • Orange Street, en el centro de Kingston, fue durante décadas el corazón de la industria musical jamaicana. Hasta finales de los años 90 aquí había decenas de tiendas de discos, estudios de grabación y

  • Orange Street, en el centro de Kingston, fue durante décadas el corazón de la industria musical jamaicana. Hasta finales de los años 90 aquí había decenas de tiendas de discos, estudios de grabación y

  • Orange Street, en el centro de Kingston, fue durante décadas el corazón de la industria musical jamaicana. Hasta finales de los años 90 aquí había decenas de tiendas de discos, estudios de grabación y

  • Orange Street, en el centro de Kingston, fue durante décadas el corazón de la industria musical jamaicana. Hasta finales de los años 90 aquí había decenas de tiendas de discos, estudios de grabación y

  • Orange Street, en el centro de Kingston, fue durante décadas el corazón de la industria musical jamaicana. Hasta finales de los años 90 aquí había decenas de tiendas de discos, estudios de grabación y

  • Orange Street, en el centro de Kingston, fue durante décadas el corazón de la industria musical jamaicana. Hasta finales de los años 90 aquí había decenas de tiendas de discos, estudios de grabación y

  • Orange Street, en el centro de Kingston, fue durante décadas el corazón de la industria musical jamaicana. Hasta finales de los años 90 aquí había decenas de tiendas de discos, estudios de grabación y

  • Orange Street, en el centro de Kingston, fue durante décadas el corazón de la industria musical jamaicana. Hasta finales de los años 90 aquí había decenas de tiendas de discos, estudios de grabación y

  • Orange Street, en el centro de Kingston, fue durante décadas el corazón de la industria musical jamaicana. Hasta finales de los años 90 aquí había decenas de tiendas de discos, estudios de grabación y